The historic lighthouse ruins at Punta Borinquen.

Historia

Una breve historia de Puerto Rico 

La vitalidad de Puerto Rico se deriva de más de 500 años de rica historia y la subsiguiente mezcla de diferentes culturas.  

Esta fusión se extiende a casi todos los aspectos de la identidad de la Isla. De la mezcla entre las tradiciones taína, africana y española surgió la puertorriqueña, una nueva identidad compuesta por rasgos de los tres grupos. 

Podrás explorar la arquitectura colonial española y los edificios destacados de siglos de antigüedad, platos sabrosos y movimientos de baile arraigados en la herencia africana, y la jerga de los taínos que los lugareños todavía usan. La identidad de Puerto Rico es la definición misma de un crisol bien mezclado. 

La identidad cultural de la Isla es algo que experimentarás en cada vista, sabor y sonido durante tu estadía. 

Pocos hitos representan el legado de Puerto Rico en el Caribe y las Américas que el Castillo San Felipe del Morro. Conoce la historia detrás de una de las mayores maravillas de la ingeniería militar de España: desde la colonización hasta la Segunda Guerra Mundial.

Una garita, o garita de centinela, en un fuerte en el Viejo San Juan, con el océano al fondo.

Las garitas bordean los fuertes del Viejo San Juan.

Comienzos taínos 

Los primeros habitantes de Puerto Rico fueron los taínos, un grupo de indígenas que vivieron en la Isla durante cientos de años antes de la llegada de los españoles. Organizados en pequeños clanes y aldeas dirigidas por caciques (jefes), sobrevivían de la pesca, la caza y la agricultura básica. Los taínos fueron gobernados por Agüeybaná y llamaron a la Isla Borikén (Borinquen) – que significa “Tierra del Señor Valiente y Noble”. 

La llegada de los españoles en 1493 marcó el comienzo de la extinción taína. Ya en guerra con los caribes, otro grupo indígena que emigraba a las Antillas, los taínos comenzaron a perder territorio, y bajo el dominio español, los boricuas originales dejaron de existir. 

Llegada europea 

Cristóbal Colón llegó a Puerto Rico en 1493 durante su segundo viaje al Nuevo Mundo. Inicialmente, Colón bautizó a la Isla como San Juan Bautista. Aún así, pronto se cambió el nombre a Puerto Rico, cuando los españoles se dieron cuenta de la impresionante cantidad de oro que se encontraba en sus ríos. Cuando se estableció la ciudad capital, tomó el nombre de San Juan. 

Bajo el gobierno español, la Isla desarrolló un sistema agrícola aún más sofisticado que el que habían fundado los taínos. La caña de azúcar, el café y el tabaco se encontraban entre las principales exportaciones de la Isla. Debido a la creciente demanda de productos y la disminución del número de habitantes locales para trabajar la tierra, España trajo esclavos africanos a Puerto Rico. 

Dada su ubicación y riqueza, Puerto Rico se convirtió en un importante puesto militar para España y fue atacado por holandeses, franceses e ingleses en una serie de intentos fallidos de conquistar la Isla. Fuertes y castillos como El Morro y San Cristóbal se construyeron originalmente para proteger la Isla de importancia estratégica. Las impresionantes ciudadelas nunca fueron derrotadas y todavía puedes visitarlas hoy. 

 

Breve autonomía puertorriqueña 

A fines del siglo XIX, el deseo de independencia de la corona española se desbordó en Puerto Rico. Mientras los soldados españoles reprimían rápidamente la rebelión en San Juan, estallaron  levantamientos en toda la Isla, lo que llevó a la corona española a otorgar autonomía al gobierno de Puerto Rico. Este cambio abrió canales de comercio con otras colonias europeas y Estados Unidos. 

Convertirse en un territorio de Estados Unidos 

El gobierno autónomo concedido por España no duró mucho. Después de que terminó la Guerra Hispanoamericana en 1898, Puerto Rico y Guam fueron cedidos a los Estados Unidos como parte de los términos del Tratado de París, y Puerto Rico mantiene su estatus de territorio hasta el día de hoy. 

Con el estado colonial de Puerto Rico se produjeron varios cambios, principalmente en la moneda, el gobierno y la educación, y el Congreso de los Estados Unidos decidió los derechos civiles y el estatus político, un poder que aún tiene más de un siglo después. 

Durante las primeras tres décadas de su gobierno sobre Puerto Rico, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una nueva Constitución puertorriqueña que convertía a la Isla en un estado libre asociado autónomo de los Estados Unidos, mientras que los isleños conservaban la plena ciudadanía estadounidense. 

Incluso después de convertirse en territorio estadounidense, los puertorriqueños se enorgullecen de preservar gran parte de las tradiciones indígenas de la Isla. Muchos de ellos se pueden apreciar en las visitas al Sitio Histórico Nacional en San Juan, donde conocerás más sobre la historia del descubrimiento de la Isla; la Cruceta del Vigía, una cruz gigante construida en 1983 para recordar el puesto de control que se encontraba en la cima de una colina en el pueblo de Ponce y fue utilizado como puesto de vigilancia por los españoles en 1801; y el faro de Cabo Rojo, una hermosa estructura de 1882 en el suroeste de Puerto Rico que domina toda la reserva natural. 

Estos son solo algunos de los muchos sitios históricos que descubrirás mientras viajas por la Isla. 

 

Boletín Electrónico de Descubre Puerto Rico

Un paraíso en tu bandeja de entrada

Recibe un boletín mensual con ideas de viaje, noticias, consejos y más.

Sitios Históricos en Puerto Rico

Fecha

Mostrar eventos entre

Mostrar ofertas válidas entre

Categorías
Characterísticas
Comodidades
Región
Pueblo
Currently showing: